El liderazgo

Por Diego

diciembre 12, 2011 RRHH Sin comentarios

Liderazgo El liderazgo es el proceso por el que una persona ejerce su influencia sobre otras e inspira, motiva y dirige sus actividades hacia la consecución de los objetivos del grupo o de la organización.

Un líder es una persona que es capaz de ejercer su influencia sobre otras personas para que colaboren a la consecución de los objetivos del grupo o de la organización.

Para diferenciar las figuras de directivo y líder; la palabra “directivo” tiende a significar el extremo más analítico, estructurado, controlado, deliberado y ordenado, mientras que “líder” tiende a ocupar el extremo más experimental, visionario, flexible, descontrolado y creativo.

Uno de los autores que más trató esa diferencia fue Abraham Zaleznik quien se convirtió en el principal representante de los defensores de la figura del líder frente a la del directivo. En 1989 publicó su obra The managerial Mystique, en la que recogió su pensamiento sobre el tema, que puede sintetizase del siguiente modo:

- En las organizaciones hay muchos directivos, pero pocos líderes.

- Los directivos, incluso por su formación, están volcados a la racionalidad, al orden y a la eficiencia a corto plazo, y no al entusiasmo y a la creación de valores a largo plazo.

- La consecuencia es que en las organizaciones prima la política, el poder corrupto y la falta de identidad clara.

- La solución es el liderazgo, cuya sustancia es la imaginación, la influencia personal y la ética.

La mayoría de las personas se encuentran en algún punto intermedio entre dirección y liderazgo y, aunque no son términos equivalentes, ambas funciones pueden desarrollarlas las mismas personas. En realidad, en el entorno actual no es posible ser un buen directivo sin ser un buen líder, ni un buen líder sin ser un buen directivo.

El nuevo equilibrio que precisan las organizaciones en la actualidad requiere el máximo despliegue tanto de directivos como de líderes.

Un estilo de liderazgo es la forma en que un directivo ejerce su influencia sobre otras personas. Los estilos de liderazgo varían con las diferentes culturas. Así, diferentes estudios ponen de manifiesto que:

- La cultura japonesa es colectivista, por lo que pone más énfasis en los grupos que en los individuos.

- La cultura estadounidense está muy orientada a la consecución de beneficios por parte de las organizaciones, lo que tiende a minimizar la importancia de las necesidades y deseos individuales.

- La cultura de gran parte de Europa es más humanística, por lo que los directivos europeos están más orientados a las personas que los estadounidenses o japoneses.

La evidencia empírica pone de manifiesto que los directivos estadounidenses se concentran en el corto plazo, en tanto que los japoneses se concentran en el largo plazo, y los europeos en el plazo medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *