Autoridad y responsabilidad

Por Diego

septiembre 28, 2011 RRHH Sin comentarios

Autoridad y responsabilidadLa autoridad es el derecho o capacidad de mandar, de hacerse obedecer, de tomar decisiones que afecten a otros.

La responsabilidad es la obligación de la persona de llevar a efecto las tareas que le han sido asignadas.

Ha de haber cierta relación entre la responsabilidad de las personas y la autoridad que se les confiere. Al conjunto de relaciones de autoridad que se establecen entre los departamentos se les denomina cadena de mando. Por ejemplo: El vendedor ha de informar al jefe de ventas, éste al director de marketing y éste, a su vez, al presidente.

La delegación de autoridad consiste en asignar una tarea a un subordinado, conferirle libertad y autoridad para desempeñarla, y controlarle para asegurar que la realiza adecuadamente.

Para que la dirección de la organización sea eficaz, ha de existir una delegación efectiva de la autoridad. No tendría mucho sentido que el director de producción, que cobra como tal, se pusiera al frente de una máquina fresadora y abandonara su función de dirección. En la práctica, es bastante frecuente el temor a delegar. La capacidad para delegar es una de las cualidades importantes que ha de tener un directivo. Además, es preciso que las personas acepten las tareas y la autoridad que se les confiere y que asuman que son responsables de los resultados de su actividad y de la consecución de sus objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *