Impuestos selectivos al consumo

Los impuestos que gravan ciertos consumos en particular , se llaman impuestos sobre consumos específicos, impuestos selectivos al consumo, o impuestos especiales, que es como se llaman en España según la Ley que los regula. Esta forma de imposición es una de las modalidades mas antiguas de tributación que se conocen.

En el propósito ultimo o razón de ser de estos impuestos, se encuentran perfectamente reflejadas las dos grandes finalidades del impuesto como institución de derecho publico: la fiscal o estrictamente recaudatoria, y la ordenatoria, en tanto con ellos se pretende en la mayor parte de los casos modificar el comportamiento económico de los individuos. Se pueden nombrar los siguientes propósitos “extrafiscales”:

  • Incidir en la demanda de bienes suntuarios

  • Ser un instrumento de asignación para las necesidades indeseables

  • Colaborar al racionamiento de ciertos consumos

  • Recabar ingresos tributarios afectados, es decir, recursos impositivos destinados a determinadas actividades publicas.

    1. Características

Se trata de impuestos indirectos, tienen como objeto de gravamen una manifestación indirecta de capacidad contributiva y su carga se transmite a su destinatario a través de la repercusión impositiva en el precio de los bienes o servicios objeto de gravamen.

Son impuestos reales, objetivos, de devengo instantáneo u ocasional , y va dirigido a determinados bienes.

    1. Formas de entender y concretar estos impuestos

      1. Como gravámenes del consumo suntuario

      2. Como alternativa al racionamiento administrativo

      3. Como ingreso tributario afectado

      4. Penalizador de los consumos indeseables

      5. Con finalidad estrictamente recaudatoria

Etiquetas:,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *